Seleccionar página

El lavado regular de manos con jabón neutro es una de las formas más fácil y segura de prevenir enfermedades. Todos los jabones son efectivos para remover los gérmenes de las manos. Preferir siempre los jabones neutros de base cremosa que ayudan a mejorar la hidratación de la piel. Lavarse SOLO con agua no es suficiente como medida de higiene. En el caso de no contar con jabón puede realizarse la limpieza con alcohol en gel. La higiene frecuente, como en época de pandemia, puede dejar la piel seca, por eso te sugerimos que después de cada lavado de manos te apliques una crema hidratante o ungüento neutro y sin perfumes. Si la piel del niño presenta sequedad extrema, eritema o fisuras debe consultar a su dermatólogo pediátrico.